Archivo del blog

17 de mar. de 2010

INFORME DEL LIBRO LEIDY

LA HISTORIA DEL “CONDOR”

Nombre del libro: Cóndores no entierran todos los días

Autor: Gustavo Álvarez Gardeazabal

Editorial: Cupido

Lugar: Bogotá D.C. – Colombia

Numero de páginas: 110

En Colombia, la violencia ha sido protagonista durante muchos años. Ha provocado una gran cantidad de conflictos y ha causado cientos de muertes e injusticias. Al comenzar el siglo XX, las diferencias y conflictos que surgieron entre los partidos políticos, dieron inicio a una época en la cual las ideologías e intereses políticos predominarían sobre todo, incluso sobre la vida humana.

Fue precisamente este tema el que inspiró a Gustavo Álvarez Gardeazábal, quien escribió el libro “Cóndores no entierran todos los días”, su obra más famosa.

Descripción del libro:

En la portada del libro aparece un paisaje en el cual se puede apreciar un atardecer en el mar. En la parte superior esta escrito el nombre del autor, y en la parte inferior esta escrito el nombre del libro. Al respaldo se encuentra la biografía de Gustavo Álvarez Gardeazábal y la lista de novelas que ha escrito a lo largo de su carrera.

Esta obra literaria gira en torno al tema de la violencia partidista que predomino a comienzos y mediados del siglo XX en Colombia. El protagonista de esta historia, un hombre llamado León María Lozano, un amante del partido conservador, paso de ser un simple vendedor de quesos en una galería de Tuluá a ser una persona importante en su partido. Llegó a ser el jefe de una banda de sicarios cuyo objetivo era eliminar a todos los liberales que habitaban en Tuluá y en otros municipios del Valle del Cauca.

Finalmente, León María, también llamado el “cóndor” por ser el líder de la banda de asesinos llamada “los pájaros”, fue asesinado en la casa que tenia en Pereira.

“Cóndores no entierran todos los días” toca principalmente dos áreas: la geografía, puesto que en el libro se describen lis diferentes municipios y lugares en que suceden los acontecimientos, y la historia, ya que todo se produjo a mediados del siglo XX, cuando la violencia partidista estaba en su punto mas alto, debido al asesinato de Gaitán.

Es un libro bastante detallado, pues el autor describe bien a los personajes y lugares en los cuales se desarrolla la historia, esto hace que sea algo imaginativo. Pienso que el titulo es apropiado, ya que hace referencia a que jefes sanguinarios y violentos como León María Lozano no son asesinados con tanta frecuencia.

El uso que el autor hace de algunas palabras extrañas y la gran cantidad de personajes que hay, producen que la historia sea un poco compleja de entender, aunque se basa más que todo en la vida de León María, el protagonista.

El principal propósito del libro es hacer reflexionar al lector sobre las graves consecuencias que dejó el enfrentamiento entre los partidos políticos, y el inmenso numero de pérdidas humanas y el desplazamiento que dicho conflicto produjo en varios municipios del Valle de Cauca.

Una de las fortalezas de esta obra es que no es una historia monótona, pues constantemente ocurren hechos que hacen que la historia sea interesante y que el lector este a le expectativa de saber qué pasará mas adelante. Una de las debilidades del libro es la aparición de palabras desconocidas y poco comunes como, por ejemplo,” emplastos”, “bocatoma”, “misía”, entre otras.

Otra debilidad es la gran cantidad de nombres raros y difíciles de recordar, por ejemplo: Gumersindo, Agripina, Gertrudis, Delmar, Rosalbina, y muchos otros más.

En general, pienso que es una obra buena porque muestra realmente cómo se inició y desarrolló el periodo de violencia en algunas regiones del Valle. Esta historia me permitió llegar a la conclusión de que la violencia es la peor alternativa que existe para solucionar los problemas y diferencias que hay entre dos o más ideologías políticas. Lo único que esto ocasiona es muerte, caos, desplazamiento y tristeza. A cambio de asesinar y luchar, se deberían establecer acuerdos que beneficien a las diferentes partes políticas y también a la sociedad.

Alumna: Leidy Juliana Rodríguez Niño

Grado: 9-4